El masaje metamórfico, también conocido como técnica metamórfica, es un tipo de masaje suave parecido al masaje linfático que se realiza en pies, manos y cabeza. Sirve para trabajar un problema o un bloqueo de energía que se generó al nacer y que puede dar lugar a unos patrones de conducta que se repiten durante toda la vida.

Metamorfosis significa transformación y la aplicación de esta técnica permite recuperar la energía vital que fue generada en el período de gestación, favoreciendo el potencial de auto-curación de cada uno y proporcionando un estado de relajación y bienestar que induce al equilibrio.

Es importante resaltar que nuestra salud no sólo es dictada por la ausencia de dolor corporal sino por la capacidad de vivir en armonía. Y este masaje contribuye a mejorar nuestra salud porque, podríamos decir que se produce una “metamorfosis” de la persona, un nuevo comienzo.